Principal ] Arriba ] Números ] Figuras imposibles e ilusiones ópticas ] Pasatiempos ] Curiosidades ] Divertimentos ] Páginas de Matemáticas ] Buscadores ] Formulario ] Justificación ]

 

Hypatia de Alejandría ( 370 – 415 )

La primera mujer matemática de reconocida fama vivió en  Alejandría, en una época extremadamente tempestuosa y violenta.

Hypatia fue hija de Theon, matemático y filósofo neoplatónico. Aunque parece que ella se ocupó más bien de  problemas matemáticos y astronómicos, se convirtió en la cabeza de la escuela neoplatónica de Alejandría. Su elocuencia, modestia, belleza e inteligencia atrajeron a un gran número de seguidores, entre ellos Synesius de Cirene, que más tarde llegó a ser obispo cristiano y del que se conservan varias cartas dirigidas a Hypatia en las que le pide información sobre la construcción de un astrolabio ( disco graduado que se coloca verticalmente, está provisto de un visor, fijo en el centro del disco,  y que puede girar hacia una estrella o el Sol . cuando se ve la estrella a través del visor, la posición de este señala en la escala del disco el ángulo que la visual a la estrella forma con el horizonte) otros instrumentos astronómicos.

La ciudad de Alejandría fue lugar de enfrentamientos  violentos entre la comunidad cristiana y la pagana . Hypatia simbolizaba para los cristianos el saber y la ciencia de los clásicos griegos, identificados por los cristianos de Alejandría con el paganismo y, en el año 412, fue bárbaramente asesinada por una multitud de fanáticos seguidores del obispo Cirilo.

Su muerte llevó consigo el abandono de la ciudad de muchos intelectuales, lo que marcó el comienzo de la decadencia de Alejandría como centro cultural del saber clásico.

Hypatia escribió comentarios, hoy perdidos, a la Aritmética  de Diofanto, a las Cónicas de Apolonio y a la obra de Tolomeo.

                                                                                                                                                                                                   Volver